Archivo de la etiqueta: Privacidad

Pon a salvo tu patrimonio !!

Si todo lo que posees está a tu propio nombre y en tu propio país, entonces estás expuesto a cualquier decisión que el gobierno pueda tomar acerca de qué hacer con ello, a lo que eres absolutamente vulnerable, y además tampoco podrás decidir a quién irá a parar la riqueza que tú has generado.

El día de mañana, el Gobierno podría sacarse de la nada una nueva medida, una ley que afectara a todos, o bien una regla ideada especialmente para la gente como tú. O incluso podría ser una acción administrativa dirigida directamente a ti. En cualquier caso, con todos tus activos en tu país, pronto descubrirás cómo se siente la langosta  cuando la trampa en que ha caido se extrae fuera del agua. Nada puede hacer al respecto.

La única manera de protegerse contra el riesgo de ser hervido en una olla del Gobierno es mantener algunos de tus activos en otro país. Dependiendo de cómo lo hayas organizado, los beneficios específicos que puedes alcanzar son:

 Protección de los controles de cambio de divisas
Protección frente a la confiscación de metales preciosos
 Un perfil más bajo evitando ser objeto de pleitos
Ventajas derivadas de la planificación fiscal en renta y sucesiones
Un acceso más fácil a las inversiones en otros países
Una medida de la privacidad financiera
Disponibilidad práctica
para mover activos rápidamente
 Preparación psicológica para pensar y actuar a nivel internacional cuando se necesita

Hay muchas maneras de conseguir esos beneficios. Ninguna es adecuado para todos, y todos ellos vienen con algo de coste o inconveniencia. Aquí solo verás el menú principal.

Pequeña cuenta bancaria . Una pequeña cuenta en un banco extranjero le da un lugar de aterrizaje listo y privado si alguna vez decide que quiere mover una gran cantidad de dinero a toda prisa. No será declarable si no supera un cierto importe.

Cuenta bancaria grande. Una gran cuenta en un banco extranjero también proporciona un lugar de aterrizaje para cualquier importe que desee enviar más tarde. Si los controles de divisas se imponen,  las nuevas normas pueden requerir repatriar el dinero – o puede que no.- Dependiendo de las características específicas de las nuevas reglas, su cuenta puede ser fiduciaria. En ese caso, los fondos en el extranjero podrán moverse por fuera de su propio país, mientras que otros se verán obligados a quedarse en casa. La desventaja de una cuenta bancaria grande frente a una cuenta bancaria pequeña es la pérdida de privacidad, está obligado a reportarla al fisco.

Oro físico. El oro almacenado en una caja de seguridad en un banco extranjero no se tipifica como una cuenta financiera del exterior. Así, cualquier persona puede almacenar una cantidad ilimitada de metal sin provocar ningún requisito de información. Evitar la necesidad de un reporte es una ventaja, pero no confíe demasiado en la privacidad que se obtiene con una caja de seguridad, ya que los pasos necesarios para que el oro  llegue ahí pueden crear registros de su cuenta.

Seguro de vida diferido. Una póliza variable emitido por una empresa extranjera que produce pagos periódicos a partir de una fecha no es considerada una cuenta financiera en determinados países. El importe de la poliza puede ser invertido en las principales divisas o en carteras de acciones y bonos internacionales. Si la prima de la póliza es lo suficientemente grande (un mínimo de US$ 1 millón o más, dependiendo de la compañía de seguros), se puede invertir en el sector inmobiliario, una empresa privada, o cualquier otra cosa.

Para un acreedor puede hacerse muy difícil acceder a una póliza de vida de derecho suizo o luxemburgués.

Fondos de inversión “offshore”. La gama de fondos de inversión disponibles a nivel internacional es aún más amplia y más variada que los que están disponibles en  cada país. Y, como la cuenta bancaria extranjera, su fondo extranjero está a salvo de un ataque relámpago de tu propio gobierno. Sin embargo deben examinarse atentamente los efectos fiscales de cuentas de fondos o de corretaje en el extranjero.

Sociedad “offshore”. Se puede utilizar una sociedad de responsabilidad limitada constituida fuera de tu país de origen como un holding internacional. Esa sociedad, y no  tú personalmente, sería la titular de los fondos e inversiones que formen tu cartera..

Una sociedad offshore puede ser también utilizada a efectos de planificación sucesoria, del mismo modo que los fideicomisos (trusts) o las fundaciones.

Bienes raíces en el extranjero. Una inversión directa extranjera en el sector inmobiliario está sometida a reglas fiscales variables según cada país, pero proporciona una capa de seguridad al patrimonio y lo diversifica, siempre y cuando se halle en países estables políticamente. .

Los bienes raíces en el extranjero también pagan un “dividendo psicológico”. Sabes que tienes un lugar para ir, por si alguna vez quieres o necesitas marcharte de tu país, proporcionándote una sensación de seguridad. Ese apartamento en Buenos Aires o la finca en Paraguay significan que nunca serás una langosta.

Contrato privado de inversión internacional. Dependiendo de las circunstancias, puede ser posible estructurar un contrato de inversión entre el usuario y una institución financiera internacional con impuestos diferidos, no notificable, y protegido de control de cambios futuros o prohibiciones de poseer oro. Este es un trabajo de encargo por lo que, por supuesto, es sólo práctico para grandes capitales.

Fideicomiso (trust) internacional de protección de activos. Un fideicomiso internacional debidamente estructurado proporciona el máximo nivel de protección respecto a todo lo que sucede en su propio país. El fiduciario está fuera de tu país de origen y por lo tanto no está sujeto a sus leyes. Y  tú no posees la autoridad para obligar al administrador para invertir o distribuir el patrimonio en fideicomiso de una manera determinada. Por lo tanto no hay medios directos para que tu propio gobierno pueda imponer cualquier régimen de control o restricciones a la inversión en el fideicomiso.

Un fideicomiso internacional es de lejos el más poderoso de todos los dispositivos de planificación financiera. Si se maneja adecuadamente, es prácticamente impenetrable para los futuros acreedores y es especialmente útil en la planificación del patrimonio. También es el dispositivo más complejo y por lo tanto el que más posibilidades tiene de ser gestionado con ineptitud. De todas las herramientas mencionadas en este artículo, es el que exige mayores reportes de información al fisco, habitualmente.

 

 

Tarjetas opacas y registros brillantes

No podíamos dejar de aprovechar las exquisitas ocasiones que nos brinda la actualidad. Cómo no publicar un pequeño post sobre algo que tiene tanto que ver con la privacidad !

Nos referimos, como ya habréis adivinado por el título del post al caso de las tarjetas de crédito de las altas jerarquías de CajaMadrid-Bankia. El hecho en sí debe analizarse fríamente, en el contexto de los paquetes de compensación y gastos de representación de esta clase de directivos y consejeros. En principio, puede ser aceptable que se asignen gastos de este tipo a cada individuo y que la dotación prevista se personalice mediante una tarjeta de débito o crédito. Otra cosa muy distinta es que no tenga límite de gasto y que éste no se justifique, por lo menos a partir de ciertos importes. Peor aún es que no se audite o se controle habitualmente, y lo que ya es manifiestamente indecente es que todo ello ocurra en una entidad rescatada con dinero público, y que los directivos sen capaces de gastárselo en caprichos, a lo que se añade el regodeo de pensar que estaban cubiertos por la inmunidad de su sacrosanto cargo.

No contentos con todo esto, resulta que ni la entidad bancaria ni su fundación admiten la devolución de los importes para así no tener que admitir prácticas irregulares. Es el colmo.

Sin embargo, traemos el tema al blog PT por otros motivos. La privacidad es uno de nuestros objetivos, y en el caso de las tarjetas opacas, los registros de gastos efectuados no lo han sido tanto, más bien han sido muy brillantes y han dado de sí lo suficiente para que corran ríos de tinta sobre los mismos.

Para un estudioso de la privacidad, es un caso de libro. Demuestra al gran público el efecto indeseado del uso de las tarjetas bancarias. Se puede rastrear la totalidad de los gastos efectuados con ella, por cualquiera que tenga acceso a los registros: un periodista, o alguien que desee perjudicarnos, un familiar que nos odia, la inspección fiscal y tantos otros.

Las tarjetas bancarias son una mala compañía, porque podemos ser investigados fácilmente: usos, costumbres, desplazamientos, nivel de vida desacorde con los ingresos declarados, y así un montón de atentados a nuestra privacidad. Usadas para compras online, aún resultan más peligrosas. Todos lo hemos hecho, pero ya va siendo hora de tomar precauciones. Existen las tarjetas anónimas, quiza la más conocidad es la PCS (Prepaid Cash Services), pero hay muchas otras. Una buena solución para comprar online y cuando queremos anonimato en nuestras compras.

Pero, volviendo al caso de las tarjetas opacas, se ha demostrado una vez más la verdad de esa frase que tanto apreciamos: Cash is King!! El directivo que tuvo la astucia de efectuar disposiciones en metálico y luego gastar el dinero, es el “number one”. El sí sabía cómo hay que hacer estas cosas. Habrá gastado un dineral, pero nadie, nunca, podrá demostrar en qué.

Hasta de los sucesos más vergonzosos, se pueden extraer enseñanzas. Y si os interesa el tema de las tarjetas anónimas, no dejéis de anotar vuestros comentarios en el blog. Hasta la próxima !!

Atención con los controles de capitales !!!!

Hace pocas semanas, un cliente del banco HSBC, en Londres, fue a pedir un reembolso de una cantidad importante de dinero, y los empleados del banco se negaron a darle… su propio dinero ! Y el motivo no fue que tenía que haber avisado con antelación para disponer de tanto efectivo, sino que antes de reembolsarle el dinero debían saber para que deseaba una cantidad tan grande. Esto, que puede parecer un sorprendente ataque a nuestra propiedad, va a ser mucho más normal de lo que podríamos esperar. Cada vez más, los bancos se van a negar a darnos nuestro propio dinero en efectivo, y todas las fuerzas sociales van a tratar de obligarnos a emplear medios de pago electrónicos para todas las transacciones, de cara a tener bien documentados y trazables todos nuestros intercambios monetarios. La tecnología ayuda a ello con todas las innovaciones necesarias que sin embargo ofrecen muy poca privacidad y garantía.

Frente a esto, conviene recordar la clásica solución: “Cash is King!” El efectivo sigue siendo el único medio que no deja rastro, tomando las adecuadas precauciones, claro ! No todos somos delincuentes ni blanqueamos dinero, y tenemos derecho a nuestra privacidad. Este hecho comentado, sucedido en Gran Bretaña, se ha visto repetido en Francia, donde la policía económica ha realizado controles especiales en los trenes con destino a Suiza, detectando a viajeros que portaban consigo cantidades en metálico mayores de las autorizadas legalmente (recordemos que son 10.000 € como máximo). Como vemos, la libre circulación de personas y capitales por el espacio Schengen cada vez hace más aguas….

Nueva página de actualidad !!

No lo podemos evitar ! Suceden tantas cosas en estos tiempos vividos que obligatoriamente debemos abrir una página de actualidad para comentar todo lo que se va viendo y oyendo en los medios de comunicación.  La lucha por la privacidad, por la libertad individual y por la competencia fiscal ya ha empezado. El bueno de George Orwell se ha quedado obsoleto, la realidad ha superado, para desgracia para todos los de a pie, todos sus pronósticos sobre los poderes de Gran Hermano.  Dentro de este año que termina habremos podido ver el escándalo Snowden, la inhibición de Liberty Reserve y el espionaje sistemático de unos gobiernos a otros con la connivencia de los grandes de internet, entre otras lindezas. Por no citar el acecho a Bitcoin, que será seguramente el caballo de batalla del próximo año.

La despreocupación con la que las gentes de esta parte mediterránea del mundo nos miramos estos asuntos de la libertad individual tocará pronto a su fin, cuando vayamos siendo conscientes de cómo se va cerrando la tenaza de la represión financiera (fiscalidad, inflación) y la pérdida de la privacidad. Las nuevas tácticas empleadas por Gran Hermano son sigilosas, no producen cambios bruscos sino pequeñas variaciones imperceptibles que al final convergen en una opresión del individuo impensable hace unos años cuando se hablaba de la Europa abierta a la libre circulación de personas y capitales.

Sólo existen dos maneras de dormir tranquilos: ser completamente ignorantes de lo que sucede, o estar preparados. Nosotros hemos elegido esta última, y no dejamos de analizar oportunidades y acumular conocimientos que nos permitan vislumbrar alternativas a la rendición total ante el sistema. Tenemos la ventaja del guerrillero sobre el ejército regular, pero también el riesgo. No dejéis de visitar el blog, Todos nos necesitamos a todos.