Las Islas Cook, como cuarta bandera

cook islands

Las Islas Cook están ubicadas en el Hemisferio Sur, a la misma latitud relativa que Hawaii, a 1.900 millas al noreste de Nueva Zelanda.

La isla principal, Rarotonga,  es de origen volcánico, con una elevación máxima de 2.100 pies. Rarotonga está conectada con los EE. UU. mediante vuelos directos sin escalas desde el  aeropuerto internacional de Avarua hacia Los Ángeles. Los viajeros de EE. UU. también pueden llegar a las Islas Cook a través de Nueva Zelanda, Australia o Tahití.

Un moderno sistema de comunicaciones, con teléfono y banda ancha de alta calidad, conecta las Islas Cook con cualquier parte del mundo.

Las Islas Cook tienen una forma de gobierno parlamentaria, similar a la de Inglaterra y Nueva Zelanda. Su Majestad la Reina Isabel es la jefa de estado. La defensa externa del país es mantenida por Nueva Zelanda.

El Gobierno del país se ha comprometido públicamente a apoyar a las Islas Cook como centro financiero internacional. Los tribunales son independientes y siguen los procedimientos y prácticas de la ley inglesa. Las apelaciones son para el Tribunal de Apelaciones y de allí para el Consejo Privado de Su Majestad (un cuerpo de la Cámara de los Lores), en Londres.

Los abogados en ejercicio en las Islas Cook suelen ser graduados de las facultades de derecho de Nueva Zelanda.

Las Islas Cook son ampliamente consideradas como la principal jurisdicción para la creación de fundaciones y fideicomisos de conservación de activos. Fue el primer centro financiero internacional en promulgar una legislación específica para la protección de activos. Esta legislación se modifica progresivamente para asegurar que las características de preservación del patrimonio continúen manteniendo el ritmo actual, y está considerada como una de las más modernas de su clase. Lo cual ha sido probado y ratificado muchas veces ante el Tribunal Superior de las Islas Cook, un tribunal presidido por jueces recientemente retirados del Tribunal de Apelaciones o el Tribunal Superior de Nueva Zelanda.

En las Islas Cook no existen:

  • Impuestos a la renta de los fideicomisos internacionales
  • Impuestos de sucesiones, patrimonio o impuestos similare,s aplicables a los Fideicomisos Internacionales

Los ingresos del gobierno provienen de los aranceles de importación, el impuesto al valor añadido (IVA), el impuesto a los salarios, el impuesto sobre la renta de las personas residentes, los impuestos a la transferencia de bienes inmuebles y los derechos de licencia misceláneos así como los derechos de timbre. Hay una tarifa de $ 300 por año para registrar un fideicomiso bajo la Ley de Fideicomisos Internacionales (que normalmente es pagado por el Fiduciario).

Son el lugar ideal para un fideicomiso legal offshore, debido a su estabilidad, comunicaciones, leyes favorables y un alto nivel en la planificación financiera internacional.

Entre los refugios fiscales del mundo, las Islas Cook tienen una gran reputación de honestidad y trato justo. Las instituciones financieras de las Islas Cook seleccionan las personas con las que hacen negocios. Como política estricta y de largo plazo, no aceptarán fondos procedentes de fuentes cuestionables. La política de “manos limpias” practicada en las Islas Cook ha dado sus beneficios. Desactiva cualquier posible sospecha de que se haya establecido un fideicomiso para un propósito inadecuado.

Las leyes de las Islas Cook desalientan los litigios aventureros. Las tarifas de contingencia para demandas están prohibidas:

  • Un demandante que no demuestra su caso puede ser obligado a pagar las costas legales del demandado.
  • Se le puede solicitar a un demandante que fije una fianza antes de proceder con un litigio.
  • Los premios por daños punitivos nunca son exigibles en las Islas Cook.
  • Los tribunales de las Islas Cook no respetarán las decisiones de los tribunales extranjeros con respecto a las transferencias a un Fideicomiso Internacional registrado.

Incluso, si un litigante en cualquier lugar del mundo logra ganar un pleito en nuestra contra,  le resultará difícil alcanzar el patrimonios transferido a un fideicomiso de protección financiera como indemnización. Tiene reglas claras y definidas que protegen los fideicomisos, al eliminar permanentemente la incertidumbre sobre la validez de las transferencias de patrimonio a los mismos.

Reglas de tiempo

En particular, según la Ley de Fideicomisos Internacionales de las Islas Cook, una transferencia a su fideicomiso está protegida y no puede ser anulada, si se cumplen estas condiciones:

  • Realizó la transferencia antes del evento que dio lugar al litigio contra usted; o
  • Realizó la transferencia más de dos años después del evento que dio lugar al litigio; o
  • El evento ocurrió dentro del período de dos años y el acreditado no presentó una acción legal para hacer valer su reclamo dentro del año posterior a la transferencia.

Reglas sustantivas

También bajo la Ley de Fideicomisos Internacionales de las Islas Cook, incluso si el acreedor cumple con las estrictas reglas de tiempo, para hacer que la transferencia de patrimonio se anule debe probar también…

  • Que su principal objetivo al hacer la transferencia fue defraudar a ese acreedor en particular; y
  • Que la transferencia lo dejó con activos insuficientes para satisfacer su reclamo.

Y debe probar esos dos puntos más allá de una duda razonable. Como una cuestión práctica, la primera regla de tiempo es la disposición más importante. Significa que si se transfiere patrimonio a un Fideicomiso hoy y luego mañana está involucrado en algún litigio, su transferencia estará sólidamente protegida bajo la ley de las Islas Cook. No puede ser revertido. Los futuros acreedores potenciales están excluidos.

Requisito estricto

No obstante, la Ley de Fideicomisos Internacionales de las Islas Cook no ayuda a nadie a escapar de sus deudas existentes por las cuales se hayan hecho demandas adecuadas y oportunas. Por lo tanto, para garantizar la capacidad de que un Fideicomiso salvaguarde el patrimonio familiar, no se debe transferir “demasiado”.

¿Cuánto es “demasiado”?

Como una limitación estricta, no debe transferir tanto que no pueda pagar sus deudas existentes y razonablemente previsibles (incluida una asignación razonable para cualquier obligación contingente, como los préstamos que haya consignado).

Se suele recomendar que cada cual enfoque esta limitación con cautela. A menos que su abogado le indique lo contrario, es una sugerencia prudente no transferir más del 50% del patrimonio neto (estimado conservadoramente), a un Fideicomiso de Protección Financiera de en períodos de 12 meses.

Privacidad

Si valora la privacidad, apreciará que las Islas Cook son un lugar especialmente cómodo para un fideicomiso offshore. La privacidad es la norma en las Islas Cook. Es lo que los habitantes de las Islas Cook desean para sí mismos, y es lo que las instituciones financieras de Cook ofrecen a clientes legítimos de todo el mundo.

En las Islas Cook, la tradición de privacidad se ve reforzada por el derecho común. Cada institución financiera y cada profesional financiero tiene la obligación legal de proteger la información dada en confianza por un cliente o cliente.

Y un Fideicomiso Internacional de las Islas Cook está libre de ese gran enemigo de la privacidad financiera: el impuesto a las ganancias del capital. Debido a que no existe un impuesto a la renta aplicable en las Islas Cook, su Fiduciario no tendrá que presentar una declaración de impuestos para su Fideicomiso.

Para obtener las protecciones disponibles bajo la Ley de Fideicomisos Internacionales de las Islas Cook, el Fideicomisario registrará su Fideicomiso con el Registro de Fideicomisos (una oficina gubernamental). Sin embargo, el registro solo se referirá al nombre y la fecha del Fideicomiso y al nombre del Fiduciario.

Ni el Otorgante, ni el Protector ni ningún Beneficiario serán divulgados en el registro. Al transferir patrimonio a un fideicomiso en las Islas Cook, se establece una Zona de Privacidad para toda su vida financiera.

Un administrador fiduciario de las Islas Cook no responderá a consultas sobre un fideicomiso (incluso para reconocer su existencia) de agencias de informes de crédito, compañías de mercadotecnia, agencias gubernamentales u otros recolectores de información en los EE. UU.

Un aspirante a litigante podría llegar a descubrir que tiene “algo” en las Islas Cook, probablemente al rastrear sus transferencias de dinero e inversiones. Pero incluso si logra saber que puede que exista un Fideicomiso, no podrá descubrir qué hay en él o cómo se gestiona. Para el litigante, será una caja negra impenetrable.

Comparación con otras jurisdicciones

 En recientes estudios, en los que se han comparado la eficacia y prestaciones de las jurisdicciones que ofrecen incorporación de fideicomisos, las islas Cook, junto a la de Nevis, han obtenido las mayores valoraciones, según NTL Trust.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s