Cuentas en el extranjero, fin del secreto bancario y otros disparates.

Queridos lectores del blog Perpetuo Turista, creo obligada una disculpa por el largo lapso sin posts, consecuencia de una larga estancia en Latinoamérica, con poco tiempo libre.

Nos hallamos en  época de rendir cuentas con Hacienda y ante las numerosas demandas de lectores del blog, se aprecia la necesidad de retomar el viejo asunto de las cuentas bancarias en el extranjero.

Nunca nos cansaremos de repetir que la finalidad de  disponer de dinero en el extranjero es mitigar el riesgo país.  Y no es ocultarlo a Hacienda, en primer lugar porque cada vez es más difícil, y en segundo porque si se descubre las consecuencias pueden ser muy perjudiciales para nuestro patrimonio.

La fortaleza del Euro ya hace prever que la moneda se derrumbe, pero sigue siendo deseable tener cuentas multidivisa. Los recientes hechos en Cataluña son un claro ejemplo de riesgo país (sin entrar en más juicios al respecto). Se ha demostrado que el Estado puede obligar la voluntad de los ciudadanos mediante su ahogo económico, congelación de cuentas y embargo de activos. Como en el Oeste americano, primero dispara y después pregunta.

También ha habido interés en que los medios difundan que ya no es posible abrir cuentas en el extranjero, que los bancos ya no aceptan a no residentes, que el secreto bancario ha muerto y que tampoco vale la pena arriesgarse porque con los intercambios automáticos de información fiscal (AEOI) ya Hacienda sabe todos los datos.

Si bien todo esto es cierto hasta cierto punto, nada es absolutamente cierto. Y debemos desmentirlo. Se han dicho bastantes disparates, interesados, por supuesto.

En primer lugar, sigue siendo posible abrir cuentas bancarias en el extranjero: Swissquote, Dukascopy o cualquier otro bróker internacional como Interactive Brokers lo demuestran a diario. Otra cosa es que la banca privada de calidad sea cara. CIM Banque, en Suiza, es un ejemplo de banca por internet con múltiples posibilidades, pero cara. Pero hay muchos, muchos otros: DBS en Singapur, Afrasia en Mauricio, Alpine en Liechtenstein, Altajir en Cayman, Capital Security en Islas Cook, Caye en Belize…….la lista es interminable y…si, ofrecen secreto bancario.

Es cierto que el secreto bancario ha muerto en Europa, pero con matices. Cuando se abre una cuenta, por ejemplo, en Suiza, puede elegirse entre que se transmitan tus datos fiscales y movimientos de cuenta a las autoridades de tu país de residencia, o bien que se te retenga un 30% de impuestos sobre tus intereses percibidos, una parte se mandará a la Hacienda de tu país de residencia y otra parte se quedará en la Hacienda suiza, pero manteniendo el secreto bancario. En Suiza, es ley.

Por otra parte, está la Directiva europea sobre el ahorro, que obliga a reportar a las autoridades fiscales del país de residencia del titular la información y movimientos de una cuenta en el extranjero. El antídoto para esta molesta regla es obviamente abrir cuentas fuera de la UE, en Asia, Emiratos Arabes, muy pronto en UK y países afines de la Commonwealth y…….sorpresa….Estados Unidos !

Estados Unidos lleva camino de convertirse en el mayor paraíso fiscal del mundo. Como es ya sabido por muchos, en contraposición a su férrea legislación para detectar y controlar cuentas en el extranjero de ciudadanos estadounidenses (el famoso FATCA), EEUU no ha firmado ningún acuerdo de intercambio de información fiscal con ningún país del Globo, y por supuesto tampoco los CRS (Common Reporting Standards) ni la Directiva europea sobre el ahorro.

Como vemos, sigue siendo posible y relativamente fácil depositar dinero en cuentas bancarias y cuentas de inversión en el extranjero. Para quien aún tenga dudas puede consultar las páginas web de Foster Swiss, Fidusuisse o Breder Suasso, en español, y verá cuántas y cuan estupendas ofertas existen, por un módico honorario. No mantengo relaciones comerciales con ninguno de los tres,

La pregunta entonces es: ¿dónde está el truco?. Pues como no podía ser de otra manera en la residencia fiscal de la persona física. Podemos depositar tanto dinero como queramos donde queramos, pero lo que nos obliga  es nuestra residencia fiscal. En el caso de España, por ejemplo, estamos obligados a tributar por nuestra renta mundial. Y debemos cumplir la ley.

Esto implica que, para una (o varias) cuenta cuyo saldo supere los 50.000 € estamos obligados a formalizar el famoso impreso 720 declarando a Hacienda nuestros haberes. Y aún sin superar este importe, estamos obligados en la declaración de renta a exhibir los intereses percibidos en cada cuenta, si fuera el caso, los cuales tributarán en el apartado de rendimientos del ahorro. Aunque en este caso no hace falta citar procedencia.

De no hacerlo, estamos vulnerando la legalidad, y estamos expuestas al procedimiento sancionador de la misma, sabiendo que las sanciones por este tipo de infracciones son exageradamente elevadas, hasta el punto de que la Comunidad Europea ha llamado la atención al Gobierno de España para que modere los tipos y cuantía de las sanciones.

720 UE

Es así de simple, con lo que quien desee reducir el riesgo país en su patrimonio se ve abocado a sólo tres soluciones.

  • Tener menos de 50.000 € en el extranjero
  • Ocultar ilegalmente su patrimonio y exponerse a ser descubierto y “desplumado” por Hacienda.
  • Dejar de ser residente fiscal en España.

Algunos bufetes de asesores financieros, legales y tributarios lo pueden complicar tanto como quieran a fin de engordar sus honorarios, pero esta es la simple y llana realidad, para todos los ciudadanos de a pie, aquellos que han generado con ímprobo esfuerzo un patrimonio, y no quieren verlo expuesto a los riesgos de un país cuyo gobierno presenta fuertes síntomas de desequilibrio, amén de voracidad fiscal.

 

Anuncios

6 comentarios en “Cuentas en el extranjero, fin del secreto bancario y otros disparates.

    1. Efectivamente, Javi. No hay ningún problema. Al igual que tener inmuebles en propiedad o participaciones en sociedades. Pero para importes mayores es obligado hacer el 720, tributar en consecuencia y a vivir. Gracias por leer el blog!

  1. Buenísima entrada. Rebienvenido, tus post son muy esperados, pero primera está la vida y su disfrute. Gracias por los aportes y saludos de un futuro Ex-Residente Fiscal en España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s