El poder del Estado….para muestra un botón

España, 2017. Desde el atentado del 17 de agosto en Barcelona, esta capital del Mediterráneo y por añadidura su región, Cataluña, acaparan la atención de los medios de comunicación mundiales. En el año 2010  se produjo por parte del Tribunal Constitucional la amputación del Estatuto de Cataluña aprobado por la población en referéndum. Esta primera afrenta a la voluntad del pueblo catalán ha derivado en 7 años de lucha que han acabado proporcionando una exigua mayoría independentista en el Parlamento regional. Ante la falta de propuestas para un mejor reconocimiento de la singularidad cultural y un mejor tratamiento fiscal en España, se ha llegado a una situación de enfrentamiento entre los gobiernos regional y estatal, donde el Gobierno de España se ha dedicado insistentemente a judicializar la situación en lugar de hacer política.

Como era de esperar, la resistencia popular ha ido a más y  a partir del 2015 se han vivido contínuos conflictos. Pero lo que trae este tema precisamente a este blog hoy no es  argumentar a favor de una de las dos posiciones, políticamente hablando.

La primera reacción del Estado para impedir la celebración de un referéndum de autodeterminación fue prohibirlo por anticonstitucional. Pero acto seguido…¿cual fue la segunda acción? Pues sí…..Intervenir las cuentas del gobierno autónomo (la Generalitat de Catalunya) para impedir que se dedicasen fondos públicos a la organización de la consulta.

Tras intervenir las cuentas, se desató una batalla en Internet para que los votantes conociesen su colegio electoral, campañas en twitter o webs informativas sobre el proceso del referéndum. A medida que aparecían nuevas webs, las unidades de delitos informáticos de las policías estatales (Guardia Civil y Policía Nacional) se dedicaban a bloquearlas y a ponerlas fuera de la red. Mientras tanto, se sucedían detenciones y registros.

La jornada del referéndum, el 1 de octubre fue lamentable por muchos motivos, entre ellos las cargas policiales, pero puede decirse que se llegó a votar en la mayoría de las poblaciones.

Con posterioridad se ha pasado a la batalla del pánico económico: las grandes empresas trasladan su sede fuera de Cataluña, algunas por temor y otras amenazadas  y multitud de ciudadanos atemorizados abren cuentas en oficinas de bancos  en ciudades limítrofes, fuera de la región, para evitar un supuesto corralito o quedar dentro de la protección del Fondo de Garantía de Depósitos de España.

El conflicto entre Cataluña y el Gobierno de España plantea un caso de manual sobre cómo el Estado puede intervenir a su antojo las finanzas y la privacidad de quien ose oponerse a la legalidad establecida, muchas veces interpretada a favor del pez gordo. Hasta el punto de que los disidentes van a prisión y los cientos de corruptos que hay siguen campando por el país.

El Estado ha demostrado con suficiencia su capacidad todopoderosa de hacernos la vida imposible cuando y como quiera. Bloquear cuentas,  incautarse de las mismas, disponer de nuestros ahorros, filtrar nuestras comunicaciones, decidir qué debemos ver y oir.  Y por supuesto decidir sobre nuestra libertad.

Los amigos de Agora Publicaciones se han adelantado ligeramente a este post y han publicado opiniones semejantes. Su experto internacional Jim Rickards dice (copio textualmente):

“….el Gobierno de Madrid ha congelado cuentas del gobierno regional catalán con el fin de impedirle a Cataluña celebrar su referéndum de independencia. Todo esto pone al descubierto que tu dinero en el banco, en realidad, no es tuyo – es del banco y de cualquiera que lo controle, usualmente un gobierno-. Si realmente quires tener control total sobre tu dinero, necesitas convertir algo de tu efectivo en oro físico”

De hecho, yo matizaría la frase de Jim en el sentido de que debes tener una parte de tu patrimonio fuera del sistema bancario, invertido en oro físico pero también en cualquier otro activo que no pueda ser intervenido tan fácilmente como un apunte bancario: inmuebles, cuentas en el extranjero, metales raros y piedras preciosas.

El desgraciado episodio que sucede en Cataluña nos muestra el verdadero rostro del Estado cuando decide aplicar su omnipotente poder contra algo o alguien. Para muestra, un botón. Si no somos capaces de reaccionar y proteger nuestros bienes a tiempo, puede que un día se demasiado tarde.

 

 

Anuncios

Un comentario en “El poder del Estado….para muestra un botón

  1. “invertido en oro físico pero también en cualquier otro activo que no pueda ser intervenido tan fácilmente como un apunte bancario: inmuebles, cuentas en el extranjero, metales raros y piedras preciosas.”

    Jeje, ¿que los inmuebles no pueden ser intervenidos por el Estado?.

    Deja a la Colau o a los de la CUP y verás lo que tardan en intervenir los pisos que tengas como inversión, no la vivienda habitual (excepto si vale más de lo que ellos estimen como “normal”).

    O peor, que dejen que algunos intervengan tus viviendas-inversión y las ocupen, con todas las bendiciones del Gobierno….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s