Archivos Mensuales: abril 2015

Los norteamericanos, ahogados en impuestos

Hace unos pocos días, el Financial Times exponía, de forma muy neutral y nada escandalosa, cómo los habitantes de los Estados Unidos pasaban auténticas penurias para cumplimentar sus obligaciones fiscales. Aún más, los más perjudicados son los “expatriados”, es decir, todos aquellos ciudadanos de EEUU (con pasaporte de EEUU) que viven y trabajan fuera de los Estados Unidos. El problema es tan grave que está llevando a un incremento de las renuncias a la nacionalidad norteamericana a algunos de ellos. Como es sabido, los Estados Unidos, junto a Eritrea, son los dos únicos países del mundo que gravan a sus ciudadanos por el total de las rentas mundiales (si bien es verdad que existen jugosas exenciones), aún siendo residentes fiscales en otro país.

Un dato: la estimación oficial sobre lo que se tarda en rellenar todos los formularios e impresos para la declaración de la renta de las personas físicas es de 41 horas !!!!! Evidentemente, un gestor contratado para hacerlo por nosotros costará sus buenos honorarios.

Ello ha hecho que este pasado año 3.415 ciudadanos estadounidenses hayan renunciado a su pasaporte y a su ciudadanía, un número destacable aunque se calcula en 7 millones el número de estadounidenses expatriados. Entre los que han renunciado últimamente a la ciudadanía se hallan nombres famosos, como Eduardo Saverin, cofundador de Facebook, que se reubicó en Singapur. Otros llevan años viviendo fuera de EEUU pero han tardado en renunciar a la ciudadanía, hasta que no les ha quedado más remedio. Es el caso de Tina Turner, la cantante, que tras llevar 20 años viviendo en Suiza, finalmente renunció a la nacionalidad estadonidense en 2013 para nacionalizarse Suiza. Y sigue la cuenta. También recientemente, Boris Johnson, alcalde de Londres y nacido en EEUU, recibió un gravamen a pagar al IRS ( Hacienda de EEUU) de 30.000 dólares por la venta de una casa en Londres, y de inmdeiato manifestó su deseo de renunciar a la ciudadanía norteamericana. La endiablada complejidad del régimen fiscal estadounidense provoca que a menudo sea hipercomplicado aplicar las exenciones por doble fiscalidad internacional a pesar de que existan los tratados.

El partido republicano ha sido el primero en solicitar una simplificación del régimen fiscal para expatriados, aunque no se sabe lo que puede tardar en llegar. Mientras tanto, más y más cudadanos se plantean la renuncia a la ciudadanía estadounidense. Algo que da mucho que pensar, ¿puede llegarnos una situación similar en el futuro? Por el momento la normativa fiscal española cambia año a año y no para de complicarse cada vez más.

Anuncios