Archivos Mensuales: octubre 2014

Estonia abre sus fronteras digitales

estonia

Estonia abrió sus fronteras digitales semana pasada. El país del este de Europa invitó a quien sea, de cualquier lugar, aabrir una cuenta bancaria o iniciar un negocio. A finales del año, cualquier persona con una conexión a Internet será capaz de vivir su vida financiera en Estonia, todo sin estar presente físicamente.

Dicha e-residencia, como se le conoce, es un paso hacia un mundo donde la identidad online de una persona importa tanto como su identidad fuera de internet; donde la ubicación de los datos es más importante que los propios datos.

Este es el comienzo de la erosión de la hegemonía del Estado nación clásico,” dice John Clippinger, investigador de la identidad digital en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Se va a quedar cercenada desde los márgenes.”

Recibir la e-residencia en Estonia requerirá desplazarse allá para tener una verificación de identidad, mediante la toma de huellas dactilares y datos biométricos faciales por la policía de fronteras. Pero Kotka dice que están trabajando para permitir que las personas se inscriban en las embajadas de Estonia.

Anuncios

Tarjetas opacas y registros brillantes

No podíamos dejar de aprovechar las exquisitas ocasiones que nos brinda la actualidad. Cómo no publicar un pequeño post sobre algo que tiene tanto que ver con la privacidad !

Nos referimos, como ya habréis adivinado por el título del post al caso de las tarjetas de crédito de las altas jerarquías de CajaMadrid-Bankia. El hecho en sí debe analizarse fríamente, en el contexto de los paquetes de compensación y gastos de representación de esta clase de directivos y consejeros. En principio, puede ser aceptable que se asignen gastos de este tipo a cada individuo y que la dotación prevista se personalice mediante una tarjeta de débito o crédito. Otra cosa muy distinta es que no tenga límite de gasto y que éste no se justifique, por lo menos a partir de ciertos importes. Peor aún es que no se audite o se controle habitualmente, y lo que ya es manifiestamente indecente es que todo ello ocurra en una entidad rescatada con dinero público, y que los directivos sen capaces de gastárselo en caprichos, a lo que se añade el regodeo de pensar que estaban cubiertos por la inmunidad de su sacrosanto cargo.

No contentos con todo esto, resulta que ni la entidad bancaria ni su fundación admiten la devolución de los importes para así no tener que admitir prácticas irregulares. Es el colmo.

Sin embargo, traemos el tema al blog PT por otros motivos. La privacidad es uno de nuestros objetivos, y en el caso de las tarjetas opacas, los registros de gastos efectuados no lo han sido tanto, más bien han sido muy brillantes y han dado de sí lo suficiente para que corran ríos de tinta sobre los mismos.

Para un estudioso de la privacidad, es un caso de libro. Demuestra al gran público el efecto indeseado del uso de las tarjetas bancarias. Se puede rastrear la totalidad de los gastos efectuados con ella, por cualquiera que tenga acceso a los registros: un periodista, o alguien que desee perjudicarnos, un familiar que nos odia, la inspección fiscal y tantos otros.

Las tarjetas bancarias son una mala compañía, porque podemos ser investigados fácilmente: usos, costumbres, desplazamientos, nivel de vida desacorde con los ingresos declarados, y así un montón de atentados a nuestra privacidad. Usadas para compras online, aún resultan más peligrosas. Todos lo hemos hecho, pero ya va siendo hora de tomar precauciones. Existen las tarjetas anónimas, quiza la más conocidad es la PCS (Prepaid Cash Services), pero hay muchas otras. Una buena solución para comprar online y cuando queremos anonimato en nuestras compras.

Pero, volviendo al caso de las tarjetas opacas, se ha demostrado una vez más la verdad de esa frase que tanto apreciamos: Cash is King!! El directivo que tuvo la astucia de efectuar disposiciones en metálico y luego gastar el dinero, es el “number one”. El sí sabía cómo hay que hacer estas cosas. Habrá gastado un dineral, pero nadie, nunca, podrá demostrar en qué.

Hasta de los sucesos más vergonzosos, se pueden extraer enseñanzas. Y si os interesa el tema de las tarjetas anónimas, no dejéis de anotar vuestros comentarios en el blog. Hasta la próxima !!