PT: de los fundamentos a la práctica

El Dr. Hill, y sus sucesores siempre se han esforzado en señalar que la teoría de las seis banderas no es un conjunto hermético de reglas. Es más bien un intento de poner un poco de estructura al estilo de vida PT para que la gente pueda entender lo que realmente significa el arbitraje internacional, hoy rebautizado como Geoarbitraje, por Neill Strauss (1) . Casi nadie vive realmente el estilo de vida tipo “seis banderas”, pero mucha gente elige vivir parte de ella. Vivir es un arte, no una ciencia, y cada individuo interpreta las ideas PT en su propio camino.

Nada ofrece más seguridad que la invisibilidad. Darwin observó que las formas de vida más eficaces evolucionaron para armonizarse con su entorno“. W. G. Hill

Lo cierto es que nadie con sentido común debería reunir todos sus activos bajo una sola bandera. ¿Por qué? Porque ningún país ni ningún gobierno han sobrevivido más de unas pocas generaciones sin aniquilarse totalmente él mismo y a sus propias clases medias y superiores. Incluso en ese “último bastión del capitalismo,” los EE.UU., la gente acaudalada se ha visto obligada a huir hasta tres veces el país. En 1780, un tercio de la población (toda la clase media y dominante), se vio obligada a trasladarse a Canadá. En 1870 pasó otra vez, todos los grandes terratenientes (que apoyaban a la Confederación en la Guerra Civil) se vieron obligados a emigrar a México, Europa o América del Sur. En el período posterior a 1917 las prohibiciones, impuestos confiscatorios, el servicio militar obligatorio, la proliferación de voraces abogados a comisión, los jueces socialistas y sofocantes regulaciones del gobierno obligaron una vez más a los estadounidenses (y europeos) ricos a buscar nuevas banderas. Cinco millones de los más ricos y más productivos americanos viven en el extranjero. Ochenta y cinco por ciento de toda la riqueza privada líquida ya está registrada de forma anónima ‘offshore’.

Entonces: ¿Puede permitirse tener una sola bandera? Pues muy probablemente no, si el valor neto de sus activos es mayor de 250.000 USD.

Un PT, en cambio, es alguien que está preparado a fondo para cualquier eventualidad o situación. Un PT es un “previo contribuyente”(2) y un “pensador de privacidad”(3) , un viajero permanente o un perpetuo turista (4) que sólo reside temporalmente o de paso. PT es también una forma de defensa: “protección contra la tiranía” (5) .

Bajo el pretexto de velar por el ciudadano (para su “propia seguridad”) los gobiernos han invadido todas las esferas de nuestras vidas, reteniendo gran parte de nuestros ingresos en impuestos, no por ello dejando de ser tratados como sospechosos de fraude, e invadiendo nuestra privacidad en aras de una mayor protección. PT es una forma de afirmar su libertad para escapar de la creciente represión y la injerencia de los grandes gobiernos en todas partes. Al igual que las empresas han aprendido a internacionalizarse y a diversificarse, el concepto PT muestra a la gente creativa cómo salir de debajo del pulgar del Gran Hermano. El PT no pide ni espera ayuda o protección del gobierno de ninguna manera. De la misma manera, se niega a contribuir a superfluos estados del bienestar ficticios. Pero no se trata de una lucha militante. Los PT simplemente se oponen en silencio. Esperan que nadie se de cuenta de que han pasado de largo!

La teoría del PT se basa en que la mayor parte de estados tratan mejor a los turistas que a sus propios ciudadanos.

Los PT tienen rasgos comunes con los ciudadanos del mundo , quienes no se consideran pertenecientes a ningún estado. Muchos PT’s abrazan ideales libertarios que abogan por la soberanía individual, y se consideran liberales. Todo lo que necesitan es no ser considerados residentes legales en los lugares donde realmente pasan su tiempo, y para ello, nunca permanecen lo suficiente en el lugar para que, legalmente, pudieran ser clasificados como residentes y por ello gravados fiscalmente. Muchos países consideran turista a todo aquel que no permanece más de 180 días en su territorio. La belleza de la idea PT es su simplicidad: dondequiera que esté, siempre parecerá que es de otro lugar.

Mientras tanto sus activos se hallarán protegidos en otra jurisdicción “offshore”, pudiendo llegar a vivir totalmente exento de impuestos legalmente. Los automóviles, las casas o propiedades pueden ser propiedad de compañías o simplemente alquiladas. Siempre a fin de que nuestra identidad aparezca lo menos posible en las bases de datos del “Gran Hermano”.

La privacidad se consigue gracias a que el PT trata con diferentes gobiernos sus diferentes asuntos dificultando así el cruce de datos, pero también porque procura estar en los menos bancos de datos posibles. Así, procura el uso de sistemas de pago que no dejen rastro, como las tarjetas de débito ATM anónimas, los sistemas de e-mail encriptados o navegadores de Internet protegidos.

(1) Ver Strauss, Neill: Emergency. 432pag (inglés). ITBooks, marzo 2009
(2)Prior Taxpayer, en inglés.
(3)Privacy Thinker, en inglés.
(4)Esta es la denominación original: Perpetual Traveller o Perpetual Tourist en inglés.
(5) “Protection against Tiranny”, en inglés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s